Bernie Sanders

Lo que hemos visto es que mientras el ciudadano medio está trabajando más horas por menos salario, hay un gran incremento en la desigualdad de ingresos y riqueza, que está llegando a niveles obscenos. Esta es una economía amañada, que funciona para los ricos y poderosos y no funciona para el americano ordinario. Este país no pertenece a un puñado de billonarios.