Muriel Barbery

Quizá estar vivo sea esto: perseguir instantes que mueren.

Deja un comentario