Wolfgang Amadeus Mozart

Si el emperador me quiere, que me pague, pues sólo el honor de estar con él no me alcanza.