Juan Cueto

Toda persona baja la guardia al menos una vez al día y cede a sus bajos instintos.

Deja un comentario