Adolfo Cabrales

Sé que no puedo dormir porque siempre estoy soñando… en invierno con el sol, con las nubes en verano.

durante

José Bergamín

Por qué el viento aviva el fuego
cuando no puede apagarlo.
Por qué el corazón se duerme
si el alma sigue soñando.