Thomas Beecham

Hay dos reglas de oro para una orquesta: empezar juntos y acabar juntos. Al público no le importa lo que pasa entre medias.

Varujan Vosganian

De los héroes pueden contarse historias, ya que tienen siempre principio y fin. De quienes sufren y, sobre todo, sufren sabiendo que sufren, no puede contarse nada, porque su sufrimiento no tiene fin.