Aristóteles

El hombre sabio no se expone innecesariamente al peligro, puesto que hay pocas cosas que le importen lo suficiente. Pero desea, en grandes crisis, dar incluso su vida, sabiendo que bajo ciertas condiciones no merece la pena vivir.

Alhóndiga Bilbao

Julio César

Es más fácil encontrar hombres que se ofrezcan voluntarios para morir que encontrarlos para soportar dolor con paciencia.

Omar Nelson Bradley

Hemos aprendido a destruir, pero no a crear; a derrochar, pero no construir; a matar hombres, pero no a salvarlos; a morir, pero rara vez a vivir.